jueves, 24 de enero de 2013

POR CUATRO ESQUINITAS DE NADA


 Este cuento es muy sencillo pero muy instructivo, a mis hijos de 3 y 4 años les encanta, porque solamente con las imagenes ya podemos comprender lo que nos quiere enseñar y cómo solucionar el problema, se puede prestar a muchas interpretaciones, ya cada uno que saque sus propias conclusiones, lo que sé es que mis hijos y los niños de la biblioteca cuando se lo contamos aprendieron a contar numeros, diferenciar circulo de cuadrado, aprendieron colores, y la moraleja del cuento......aqui lo teneis escenificado.